Los perros han desenrollado un músculo para enternecer a los amos con los ojos

Un estudio confirma que estos animales cuentan con un tejido evolucionado a lo largo de los años que modifica la expresión de los ojos, haciéndolos más grandes y tristes para empatitzar con las personas
Imagen de un perro con cara triste | Archivo

 

Los perros han evolucionado de tal manera que han generado  técnicas para mejorar la interacción con los humanos. Un nuevo estudio confirma este extremo y concluye que los mejores amigos del hombre han desenrollado un músculo con el paso del tiempo que modifica la expresión de los ojos para enternecer a las personas.

 

Concretamente, se trata del músculo LAOM, situado justet encima de los ojos caninos y que eleva la parte interior de las cejas. De esta manera, cuando el perro posa en práctica esta técnica, aparenta unos ojos más grandes y tristes, creando una reacción en las personas de más ternura, empatía y protección, puesto que tiene un parecido a la mirada inocente de los niños.

 

La investigación la ha llevado a cabo un grupo de expertos de la Duke University a Pittsburgh (Estados Unidos) y los resultados han sido publicados a la revista PNAS. El estudio ha consistido a comparar la musculatura facial y los movimientos oculares de perros y lobos, especies que son familia y que han desenrollado musculaturas diferentes.

 

El músculo LAOM permite a los perros adoptar una mirada triste | Archivo

 

Mejorar la comunicación con las personas

Los expertos relacionan esa evolución facial de los perros y el desarrollo del músculo LAOM al hecho que los animales quieren mejorar su comunicación con los humanos. «La evolución de los perros se explica por la interacción con los  humanos», asegura Anne Burrows, coautora de la investigación, que añade: «Se han favorecido características relacionadas con la capacidad de comunicarse con las personas, igual como una baja agresividad, cosa que incluye la expresión de los ojos».

 

Según los investigadores, ese músculo LAOM no existe en los lobos, animales más habituados a la vida salvaje y que no tienen necesidad de interactuar con los humanos. Destaca el hecho que lo ‘husky’ siberiano es la raza de perro que tiene menos desarrollado el músculo, debido a su parentesc con los lobos. Todo a la vez sugiere que los perros empezaron a desenrollado esta característica hace entre 30.000 y 35.000 años, antes del naiximent de los primeros ‘huskies’.

 

Hay que destacar que los perros tienen mucho más contacto visual con los humanos que los lobos. Por ejemplo, cuando un perro necesita ayuda busca la mirada de la persona, provocando en los dos la liberación de más oxitocina, la hormona del vínculo efectivo. Con todo, los expertos aseguran que no hay pruebas que los animales de compañía utilizan los movimientos de ojos de manera intencionada para manipular a las personas.

 

Los 'huskies' son la raza de perro con el músculo menos desenrollado | Archivo

 

La mirada, clave a la hora de elegir cuál te llevas de la perrera

El estudio corrobora los datos que se obtuvieron en 2013 de otra investigación llevada a cabo por el mismo equipo, que aseguraba que los perros de centros de acogida que hacen esta mirada más triste tienen más posibilidades de ser adoptados. El reciente trabajo confirma que esta expresión, fruto del músculo LAOM, genera la reacción empática y de ‘pena’ entre las personas que miran los perros para elegir qué se llevan en su casa.

 

«El que sabemos es que mueven más las cejas cuando alguien los está mirando, cosa que sugiere que es un movimiento que controlan de manera voluntaria», asegura la primera autora de la investigación, Juliane Kaminski.

 

También te puede interesar...

📸 L'actualitat valenciana en imàtgens! Seguix-nos en Instagram

🌞 Vols saber l'oratge que farà? Seguix-nos en Instagram!