Imputan a los dos estudiantes de la UPV que piratearon el sistema para cambiar sus notas

Eles estudiantes supuestamente van hackejar las claves de unos 40 profesores para cambiar sus notas con un software 'keylogger'.
Imagen de archivo | Wikipedia

 

Los dos estudiantes de la Universitat Politècnica de València (UPV) que presuntamente piratearon el sistema informático de la institución académica para cambiar sus notas tendrán que declarar como investigados el próximo 12 de febrero, según han confirmado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV).

 

Así, el Juzgado de Instrucción número 14 de València ha citado a declarar, en calidad de investigados, a estos dos jóvenes por un delito informático la modalidad del cual está para concretar a la espera de un informe, han detallado en Europa Press desde el alto tribunal.

 

Los estudiantes --dos chicos de 20 años que supuestamente van hackejar las claves de unos 40 profesores para cambiar sus notas con un software 'keylogger'-- declararon ya en sede policial después de ser detenidos en abril del año pasado.

 

Además, la UPV los abrió un expediente que, después de comprobar que hubo acceso fraudulento a un documento público a las actas de las asignaturas, se resolvió con la conclusión que los alumnos cometieron una falta tipificada cómo muy grave, lo cual puede acabar en la expulsión de la universidad. La institución educativa remitió el pasado 15 de enero esta información al juzgado porque determino si hay delito penal. En estos momentos, el expediente académico ha quedado en suspenso ante la prioridad que tiene la vía penal.

 

Las investigaciones empezaron después del hallazgo de un dispositivo espía tipo 'keylogger' en uno de los ordenadores de la universidad. Se trata de un software capaz de interceptar y guardar las pulsaciones realizadas en el teclado de un equipo informático sin que el usuario lo detecto.

 

La unidad de Sistemas de Información y Comunicación de la UPV --el área encargada de temas de ciberseguridad-- alertó el 1 de febrero de 2018 de anomalías, lo cual puso en marcha los protocolos de seguridad. Entonces, los vicerrectorados de Contenidos Digitales y Alumnado mantuvieron una reunión con los docentes que podían haber sido afectados y se los asesoró para interponer las denuncias.

 

Red TOR

La investigación de la Policía determinó que supuestamente se apropiaron de las claves de unos 40 profesores, a través de las cuales accedieron a sus cuentas personales de la intranet de la universidad y a sus correos electrónicos desde una serie de direcciones IP relacionadas con la red TOR. Esta es una red de comunicaciones distribuida por encima de la capa de internet, de forma que nunca se revelan los datos de los usuarios que la utilizan, manteniéndose así como una red privada y anónima.

 

Los policías averiguaron que las calificaciones de muchos exámenes y trabajos suspendidos en un primer momento posteriormente aparecían como aprobados con una buena nota en las actas. Para lo cual, presuntamente interceptaban el mensaje de aviso de cambio de nota que el sistema informático enviaba al docente, evitando que este se diera cuenta. Las notas finales eran publicadas en las actas oficiales sin que nadie se diera cuenta del fraude.

 

Una vez identificados los presuntos infractores, los dos fueron detenidos como supuestos autores de los delitos de acceso ilícito a datos y programas informáticos, daños informáticos, descubrimiento y revelación de secretos, usurpación de estado civil y falsedad de documento público.

📸 L'actualitat valenciana en imàtgens! Seguix-nos en Instagram

🌞 Vols saber l'oratge que farà? Seguix-nos en Instagram!