Salen a la luz las grabaciones que demuestran el fraude del partido Valladolid – València

Los jugadores del Valladolid se enfrentan a sanciones económicas y la suspensión de la licencia durante unos cuántos años
Leer en valenciano
Salen a la luz las grabaciones que demuestran el fraude del partido Valladolid – València | València Diario

 

La presunta compra del partido que se celebró durante la última jornada de Liga entre el Valladolid y lo València sigue llevando rastro. Y es que el diario 'El Mundo' ha revelado, en exclusiva, las grabaciones, donde se pueden sentir frases como «había siete jugadores comprados». Esa frase, pronunciada por Carlos Aranda, hace patente que el partido en que se decidió la cuarta plaza de Champions no era transparente, sino una farsa.

 

Eso sí, el club del Mestalla está al margen de la operación y, por lo tanto, no se lo está investigando ni tendrá ninguna clase de sanción. Y es que según 'El Mundo', Raúl Bravo i Carlos Aranda, jefes de la trama, habrían pagado a 7 jugadores del Valladolid para que su equipo perdiera tanto en la media parte como al final del partido, un hecho que ni jugadores ni miembros del València conocían.

 

Algunos de los implicados hicieron apuestas deportives

Con todo, el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Huesca tiene en su posesión las pruebas de más de seis meses de punzadas telefónicas, por lo tanto, sabe quién son los responsables de toda la controversia. Según la documentación judicial, uno de los implicados sería el capitán del Valladolid, Borja Fernández Fernández, quien habría recibido un dinero que todavía no han sido acreditados por las autoridades, de momento.

 

En ese sentido, el juez considera Fernández como una pieza clave del entramado, quien «cuenta con una posición privilegiada para proponer e influir sobre todos o algunos jugadores». Con todo, el excapità del Valladolid no sería el único culpable, y también habría jugado un papel importando el ex madridista Raúl Bravo.

 

«Pare que el resultado pactado fue la victoria del València CF al finalizar la primera parte, y la victoria final del mismo equipo, un pronóstico que, efectivamente, se cumplió con la ayuda de los jugadores del Valladolid» , explica el instructor del caso, que también hace patente que «Carlos Aranda i Raúl Bravo Sanfélix hicieron apuestas deportives en linea con el resultado previamente pactado».

 

Elevadas multas y una suspensión de la licencia

Los hechos, que salpican otros jugadores como Sergio Gotán —más conocido como Keko—, podrían provocar que el Real Valladolid perdiera tres puntos en la clasificación final. A pesar de que esta no será la única sanción que podrían recibir los jugadores que guardan relación con la compra del partido. Y es que, tal como recoge el artículo 75 Bis del código disciplinario, este engaño podría traducirse en una multa de entre 3.000 y 30.000 euros y una suspensión de la licencia durante un periodo de entre dos y cinco años.

 

También te puede interesar...

📸 L'actualitat valenciana en imàtgens! Seguix-nos en Instagram

🌞 Vols saber l'oratge que farà? Seguix-nos en Instagram!

Comentaris