El museo Hermitage de España se inaugurará el 2022

El edificio será la pieza de arte más importante | El museo constará de una colección propia
Leer en valenciano
El museo Hermitage de Barcelona se inaugurará el 2022 | Museo Hermitage Barcelona

 

El museo Hermitage de España se inaugurará el 2022 según los planes de los promotores, que presentaron su proyecto el 2016 asegurando que ya estaría construido de cara el 2019. Sin embargo, el proyecto se retrasó. Pero el pasado mas de abril, la Autoridad Portuaria, el órgano del que depende el lugar —situado en la plaza de los Vientos—, abrió el trámite administrativo para recibir ofertas de instalación en la parcela, calificada de cultural, y, ahora, el nuevo museo vuelve a estar en boca de todo el mundo.

 

Ayer misma, 27 de junio, se publicaron las fotografías del proyecto diseñado por el arquitecto japonés, galardonado con el premio Pritzker, Toyo Ito, que prevé abrir las puertas del centro cultural en el otoño del 2022.

  

El proyecto está elaborado con fondo privado. El fondo de inversión suizo-luxemburgués Varía controlará el 80% de las acciones de la sociedad de la Hermitage Barcelona. El 20% restante pertenece a Cultural Development Barcelona, Ujo Pallarés, el impulsor del proyecto y quien controla un acuerdo de 50 años con el museo Hermitage ruso necesario para la construcción del español. Actualmente, solo se necesita la aprobación del Ayuntamiento y del Puerto Marítimo.

 

Una inversión millonaria 

Los presupuestos estiman unos 52 millones de euros, de los que 35,8 serán destinados a la construcción del centro cultural; 6,2 a la equipación del museo; y, finalmente, los 5 millones restantes se invertirán en el proyecto museográfico-arquitectónico. Esta última cifra, según explica 'El País', es la que se ha pagado por el contrato de 50 años —firmado el 2012— en concepto de licencia de préstamo  de obra a la Hermitage ruso de Santo Petesburg. 

 

El museo llevará la firma del prestigioso arquitecto japonés Toyo Ito | Museo Hermitage Barcelona

 

El arquitecto ideal

Los promotores opinan que «el edificio será la pieza más importante del museo», de aquí que se haya elegido Toyo Ito, quién muchos lo consideran lo 'Disfrutó japonés', como arquitecto. Del mismo modo, el edificio tendrá un aspecto sugerente y sinuoso, siente capaz de simular las olas del mar en movimiento. «Su imagen se tiene que asociar con la de una institución moderna, coherente y respetuosa », señalan los promotores.

 

Los aspectos técnicos del edificio

El nuevo edificio tendrá una altura de 25 metros en un solar de 3.240 metros cuadrados, cuatro plantas —una de ellas, subterránea—, aparcamiento y una cubierta transitable. En la planta baja se ubicará un vestíbulo con oficinas, guardarropas, una sala multe usos, un auditorio y una cafetería restaurando con terraza exterior; mientras que la segunda constará de una tienda y la primera de las seis salas de exposiciones que se distribuyen por las diferentes plantas, donde habrá, además , una librería de arte, un grande restaurando-café, una sala VIP, y dos terrazas más. La superficie  construida será de 16.493 metros cuadrados, de los que 3.782 serán para la exposición.

 

La museografía como piedra angular del centro cultural

Los promotores del museo quieren crear un «centro de coneiximent interdisciplinario basado en obras de arte y objetos culturales que relatan historias, que nos trasladan a un paisaje y una época y permiten acercarnos a una manera de vivir y comprender el mundo de las personas que han creado ese arte». Para lograr su objetivo, han confiado la museografía del proyecto a Total Museology, la compañía creada el 2014 por Jorge Wagesnberg, quién presidió el Cosmocaixa desde 2004 hasta su muerte, el marzo del 2018.

 

Del mismo modo, los promotores pretenden, con la museografía ideal que han visto en la empresa, «observar y comprender las obras para que el visitante pueda entrar en la piel de los seres humanos que las crearon».

 

Vista virtual de una de las salas de exposiciones temporal del museo | Museo Hermitage Barcelona

 

La disposición de las salas expositoras

De las seis salas de exposiciones, la más grande —800 metros cuadrados— tendrá una de las dos exposiciones permanentes con las obras provenientes de la Hermitage ruso agrupadas en grandes temas. En una segunda sala, paralelamente, se instalará una colección propia del museo, una novedad.

 

Los impulsores del proyecto han ilustrado su proyecto con imàtgens de obras que difícilmente se voran en el museo: cuatro esculturas metálicas de Plensa, otras de Chillida  y Antonio López, y dos cuadros gigantes de Matisse  —uno de ellos 'La danza' del MoMA (Museo de Arte Moderno de Nueva York)—, además de tres de Giacometti..  

 

También te puede interesar...

📸 L'actualitat valenciana en imàtgens! Seguix-nos en Instagram

🌞 Vols saber l'oratge que farà? Seguix-nos en Instagram!

Comentaris