Caja Ontinyent gana el 5% más en 2018 y potencia la banca electrónica

Imagen de una oficina de Caja Ontinyent | Cedida

La caja de ahorros valenciana Caja Ontinyent obtuvo un beneficio neto de 6,5 millones de euros en 2018, el 5% más que el ejercicio anterior, de los cuales destinará 5,3 millones a reservas y 1,2 millones a la obra social.

La entidad ha informado de las cuentas del año pasado, que serán elevadas a la asamblea general para su aprobación en los próximos meses, y de las principales líneas de actuación este año, que se centran en potenciar la banca electrónica, la expansión geográfica a nuevas zonas y la puesta en marcha del monte de piedad.

Los resultados brutos de 2018 ascendieron a 10 millones antes de saneamientos y dotaciones, y después de las provisiones pertinentes, quedaron en 8,4 millones, con un pago de impuestos de 1,9 millones.

La morosidad bajó al 5,96% con una cobertura del 98,17%, y el capital CET1 (sobre los activos ponderados por riesgo) se sitúa en el 16,39%, por encima del mínimo exigido por el Banco de España (12,13%).

Para este año, Caja Ontinyent prevé seguir con la digitalización emprendida con una aplicación para el pago a través del móvil y la adaptación de los servicios ofrecidos en oficinas para potenciar la autogestión del cliente.

Al mismo tiempo, la entidad mantendrá su red de oficinas y prevé una expansión geográfica con la apertura en nuevas zonas actualmente en estudio, que no ha concretado.

A la obra social dedicará 1,8 millones (de los resultados de 2018 y remanentes, recuperaciones e ingresos), que se destinarán a mantener los programas establecidos respecto al mantenimiento de los centros, investigación y divulgación de temas autóctonos a través de publicaciones, colaboración con los colectivos, presencia a los campus y gestión de las fundaciones participadas de carácter asistencial, docente y cultural.

Ya con la puesta en marcha de la Fundación Caja Ontinyent, se potenciará la educación financiera a través del programa "Finánciate", se pondrá en marcha el monte de piedad y se redactará el proyecto de nuevo centro social en Ontinyent que, además de estar abierto a actividades de asociaciones y colectivos, acogería el archivo histórico y museo de Caja Ontinyent, las actividades de su fundación y el monte de piedad.

Caja Ontinyent ha destacado la nueva estructuración de la Responsabilidad Social Corporativa, en la cual colaborará la Universitat de València, y que pretende ajustar la actuación de la caja a las nuevas circunstancias sociales y a los servicios financieros.

El impacto de su actividad en sus grupos de interés, en la sociedad en general y al medio ambiente es un tema crucial para la entidad, "fiel" a su compromiso territorial, según las fuentes.

🌞 Vols saber l'oratge que farà? Seguix-nos en Instagram!

"Caixa Ontinyent, l'única caixa d'estalvis valenciana"