Hasta que no se pueda ir sin máscara, beber y fumar, Joaquín Sabina no volverá a subirse a los escenarios

Joaquín Sabina ha acudido en el Instituto Cervantes a dejar su legado en una caja fuerte. Durante el acto, ha explicado que no se volverá a subir a los escenarios hasta que no se levantan las restricciones contra el coronavirus

Joaquín Sabina ha recibido un homenaje del Instituto Cervantes el martes 6 de octubre. Su legado está formado por su mítico bombín, varios manuscritos con letras de sus canciones y dibujos del compositor y todo está depositado en la caja fuerte que custodia el Instituto Cervantes. Sin embargo, casi ha estado más importante las palabras que ha dejado en forma de anuncio. "Me siente bien, pero yo no pienso volver a los escenarios mientras la gente esté con máscara o no puedan levantarse o no puedan fumar o tomar una copa", ha explicado.

Hace frente a todas las restricciones

El artista hace frente  a todas las restricciones que las diferentes autoridades han ido interponiendo con el objetivo de poner fin a la expansión del coronavirus. Sin embargo, Joaquín Sabina afirma que “me teme, sobre todo lo Latinoamérica, que no será hasta dentro de un año y medio” cuando pueda volver a los escenarios. Todas estas declaraciones llegan después de que dejara la caja de seguridad número 1237 de la cámara acorazada del Instituto Cervantes de Madrid.

Se encuentra bien, no ha tenido covid

En ella, ha depositado la colección completa de la revista literaria argentina 'Sur', junto al manuscrito de su canción 'Se llama Soledad', la primera edición de su libro de sonetos 'Ciento volando', su mítico bombín y algunos dibujos y fotos personales. En el acto, también ha explicado que se encuentra "bien", sobre todo por "haber sobrevivido a estas  maldades que nos han asolado".

"No he tenido covid, me he llevado como un ciudadano ejemplar, he continuado fumando y bebiendo y me siente bien", ha añadido. "He escrito un libro, he tenido dos hijas y a Rota trasplanté un olivo, no me falta nada y estoy moderadamente en paz conmigo mismo teniendo en cuenta que la gente de mi  generación pensábamos que no íbamos a ser nunca adultos porque los adultos eran siempre unos hijos de puta, así que he llegado a los 72 años y todavía no me considero un hijo de puta, y con esto me basta".

España es el segundo país con más restricciones Covid-19 en los conciertos

España es el segundo país que más personas vacunadas contra la Covid-19  tiene. Aun así, esto no parece suficiente para levantar restricciones en los conciertos, ámbito en el cual se lleva el segundo lugar también. Las medidas contra el Covid-19 que sufren las salas de conciertos son las más amplias de las que están instauradas en todo el continente Europeo.

🌞 Vols saber l'oratge que farà? Seguix-nos en Instagram!

"Sagunt viurà les festes del 9 d'Octubre també en format còmic" "Castelló anima a fotografiar el millor paisatge agrari amb premis importants"