Un estudio revela que está aumentando la velocidad del viento en la Tierra

Durante las últimas tres décadas disminuyó, pero ahora vuelve a recuperarse la velocidad del viento, con un aumento mediano del 7%
La velocidad del viento está aumentado en todo del mundo | PixaBay

La velocidad mediana diaria del viento está aumentando un 7% desde el 2010 en el hemisferio norte después de qu durando casi 30 años se desacelerara. Este nuevo incremento de la velocidad supondrá un impulso para la energía eólica, según los resultados de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Princeton (Estados Unidos).

El estudio, publicado en la revista científica ‘Nature Climate Change’, se llevó a cabo para explicar las posibles causas de este comportamiento del viento, después de que durante 30 años bajara la velocidad y que a partir del 2010 volviera a ganar fuerza. El equipo de investigadores ha analizado los datos de velocidad del viento recogidas entre 1978 y 2017 de más de 1.400 estaciones meteorológicas en todo el mundo.

La caída de la velocidad se creía que era a causa de la construcción de edificios, áreas metropolitanas y campos de turbinas eólicas, que habían creado una barrera antinatural en la superficie terrestre que desfavorecía los vientos.

No es culpa de los humanos

El estudio ha descubierto que el incremento de la velocidad del viento se debe a los cambios en las tendencias climáticas naturales, como la Oscilación del Atlántico Norte (NAO), donde los cambios de presión del aire sobre el océano impulsan las tendencias climáticas e grandes regiones de Norteamérica y Europa.

La relación entre nuestra atmósfera y los océanos, y los ciclos entre ellos, alteran las distribuciones globales de temperatura y presión y modifican la velocidad de los vientos oceánicos. De esta manera, esta relación también altera la velocidad de los vientos terrestres.

El aumento del viento beneficiará la creación de energía eólica | PixaBay

Más viento, más energía renovable

Estos resultados suponen una buena noticia para el desarrollo de la energía eólica. Los parques eólicos potenciales, que antes se creían que eran de calidad marginal y que no merecía la pena invertir en ellos, podrán ser parques eólicos productivos, puesto que la ‘paralización’ de los vientos no es un fenómeno que persistirá, sino un ciclo natural.

Como ejemplo, los investigadores calcularon que una turbina eólica típica habría producido aproximadamente un 17% más de energía el 2017 que el 2010. Y utilizando índices climáticos para proyectar futuras velocidades de viento, predijeron un aumento del 37% de cara el 2024.

También puedes leer...

🌞 Vols saber l'oratge que farà? Seguix-nos en Instagram!

"Dimecres més tapat i ennuvolat, però sense pluges" "Científics europeus creuen viable hivernar humans per a viatjar a Mart d'ací a 20 anys"