València «plantará» árboles de viento y solares

El objetivo es contribuir a la transición energética y luchar contra el cambio climático
València instalará árboles eólicos y solares | EFE

El Ayuntamiento de València «plantará» árboles metálicos en parques, que utilizarán la energía eólica y solar para proveer en escuelas e instalaciones municipales y llamar la atención de los ciudadanos para contribuir a la transición energética y luchar contra el cambio climático.

 

El regidor de Emergencia Climática y Transición Energética de València, Alejandro Ramón, ha explicado que en el marco de esta iniciativa, con un importe de 350.000 euros, también se prevé instalar un suelo energético en zonas infantiles, para que los niños generan energía y que, cuando saltan, se ilumine el suelo.

 

Se trata de un proyecto que propuso la misma concejalía en los presupuestos participativos de este año y que «se colocó en el top 5 de los más votados», según Ramón, que ha incidido en que no se pueden aventurar fechas para su instalación porque en algunos casos requieren muchos trámites, por el que los tiempos varíen.

 

Árboles de viento

Los árboles de viento son estructuras de metal ramificadas que, en lugar de acabar en hojas, lo hacen en pequeñas turbinas que, a diferencia de las grandes turbinas eólicas que ruedan en un eje horizontal, lo hacen en vertical y aprovechan el viento para generar energía.

 

De hecho, el regidor ha explicado que se tienen que colocar en zonas de corrientes de viento como es la primera línea de playa, espacios transitados para «sensibilizar en la población que hay alternativas para generar energías renovables», y con algún centro municipal próximo para su abastecimiento energético. Con estas premisas, los dos primeros árboles eólicos se situarán en el paseo de Pinedo para proveer al Escoleta municipal, y en el paseo de la playa de la Malvarrosa, cerca del CEIP Malvarrosa.

 

Árboles solares

Los árboles solares son igualmente estructuras metálicas pero las hojas son pequeños paneles solares y se situarán en los parques de Viveros, Oeste y Benicalap, con el objetivo también de «proveer» a instalaciones municipales próximas y concienciar en la población sobre el uso de energías renovables.

 

Los pavimentos energéticos son losetas, a las que se los ha posado el nombre de «rayuela» como el popular juego, que se instalarán en plazas concurridas y con vida de barrios como Benimaclet o Patraix y tendrán debajo unos sistemas que, con la presión, generan una pequeña carga eléctrica que iluminará automáticamente los ledes que incluye. «Cuando los niños saltan sobre ellos se iluminarán y esto gritará su atención y la de sus padres», ha explicado. En este caso, la energía que se produce es para proveer el mismo juego infantil.

 

Según el regidor, estos árboles y el pavimento son como un «alimento» para llamar la atención del ciudadano, puesto que junto a ellos se instalarán placas donde se informará que el Ayuntamiento trabaja para producir energías alternativas y revertir el cambio climático y los invitará a contribuir también en esta lucha.

 

También puedes leer...

🌞 Vols saber l'oratge que farà? Seguix-nos en Instagram!