Ana Julia Quezada asesinó Gabriel Cruz de manera «fría y meditada»

Según la Fiscalía, la acusada había preparado un plan preconcebido con anterioridad para acabar con la vida del pequeño Gabriel
Leer en valenciano
Según la Fiscalía, actuó de manera «fría, predeterminada y reflexiva» | RTVE

 

Recientemente se han hecho público el escrito de acusación de los abogados de los padres de Gabriel Cruz, Ángel Cruz i Patricia Ramírez, contra Ana Julia Quezada, la semillas pareja del padre de la víctima. La acusación describe el asesinato del pequeño Gabriel como de una «frialdad escalofriante». Según la Fiscalía, Ana Julia, acusada de un delito de asesinato con alevosía, actuó de manera «premeditada, fría y reflexiva», es por eso que piden por la acusada prisión permanente revisable.

 

Quezada estaba «pendiente de los movimientos del niño»

En el informe presentado, se explica que alrededor de las 15.30 horas del día de los hechos, el 27 de febrero de 2018, el pequeño Gabriel le dijo a su abuela, en la casa de la cual se encontraba comiendo, que iba a jugar con sus primos. Según el relato de los hechos Quezada estaba «pendiente de los movimientos del niño».

 

La acusada le propuso al pequeño Gabriel ir a la finca alejada de Rodalquilar durante el trayecto de 100 metros que separa la finca de la abuela de Gabriel de la casa de sus primos. La Fiscalía decreta que el niño accedió porque tenía «confianza» en Ana Julia, puesto que estaba «íntimamente vinculada a su entorno familiar desde el inicio de la relación sentimental con su padre».

 

Ana Julia Quezada con el padre del menor | EFE

 

El relato de los hechos

El pequeño Gabriel se encontraba pasando el puente del día de Andalucía en la casa de su abuela paterna, en Almería. Fue acompañado hasta allá por su padre, que por razones de trabajo, no se encontraba en la localidad aquel día.

 

 

Después de comer, Gabriel dijo a su abuela que iba a jugar con sus primos, a 100 metros de distancia. En el momento en que el pequeño estuvo en la calle, «salió la acusada quién, en ejecución de un plan preconcebido para acabar con la vida del menor», le pidió que lo acompañará  en una casa que estaba arreglando, junto con su padre, en la localidad de Rodalquinar, lo subió al coche y se trasladaron jefe allá, según el relato de la Fiscalía.

 

La casa estaba situada en un lugar «desértico y apartado del casco urbano» y la acusada aprovechó la ocasión para asesinar al niño y empezó a «golpearlo reiteradamente, con violencia y con uno objeta contundente», según el informe fiscal.

 

El pequeño Gabriel podría haber sobrevivido si se hubiera telefoneado una ambulancia | Antena 3

 

«Podría haber sobrevivido si se hubiera pedido asistencia médica»

Por las pruebas examinadas, los abogados de los padres biológicos del pequeño Gabriel explican que «quedó aturdido por la violencia de los golpes y por la superioridad física de la acusada». E insisten que «podría haber sobrevivido de haberse solicitado asistencia médica».

 

Los abogados de la familia argumentan que su propósito era criminal y que cuando vio que el niño seguía respirando «le tapó la boca y la nariz hasta que provocó su muerte». Entre que el niño recibió los golpes y murió pasaron de 45 a 90 minutos, tiempos en el cual se podría haber salvado su vida telefoneando a los servicios de emergencia.

🌞 Vols saber l'oratge que farà? Seguix-nos en Instagram!

Comentaris