Ocho beneficios de enseñar ajedrez a los niños

El ajedrez tiene muchos beneficios para los niños, ayudando a reforzar sus funciones cognitivas en un momento del desarrollo en el cual más lo necesitan

El ajedrez es un ejercicio extremadamente bueno para el cerebro. Y realmente no hay mejor momento para esta actividad que cuando el cerebro está creciendo y todos los cables se están conectando.

En otras palabras, el ajedrez tiene muchos beneficios para los niños, ayudando a reforzar sus funciones cognitivas en un momento del desarrollo en el cual más lo necesitan y en el cual puede tener un mayor impacto en el resto de sus vidas.


1. Desarrolla la lógica, el pensamiento crítico y la creatividad. El ajedrez ejercitan ambos lados del cerebro. El ajedrez requieren muchos escenarios de "si esto, entonces aquello", lo cual exige a los jugadores imaginar todos los movimientos potenciales, las alternativas y los resultados de cada posibilidad.

2. Aumenta la concentración y la memoria. Los niños que juegan al ajedrez con regularidad mejoran significativamente su memoria visual y su concentración. Un aspecto fantástico del ajedrez es que el juego premia por la concentración y penaliza perderla. Este aspecto del ajedrez proporciona al cerebro del niño un incentivo divertido para mantenerse concentrado mientras juega.

3. Desarrolla la capacidad de resolver problemas. El ajedrez es un juego de resolución de problemas, planificación y previsión. Ser capaz de pensar en las variables cambiantes y formular un plan basado en varias posibilidades son habilidades inestimables necesarias para el juego y, cosa que es más importante, para la vida.

4. Mejora la capacidad de lectura. El ajedrez requiere que los niños utilizan funciones cognitivas como la descodificación, el análisis, el pensamiento y la comprensión, todas ellas habilitados necesarias para la lectura.

5. Enseña a planificar y prever. Para ganar en el juego hay que tener la capacidad de prever múltiplos posibilitados y resultados para formular un plan exitoso. En última instancia, el objetivo es capturar el rey del adversario, pero la paciencia y la planificación son la clave para conseguirlo.

6. Hace participar en la mente fuera de las pantallas. No es de extrañar que la cantidad de tiempo de pantalla a la cual están expuestos los niños hoy en día pueda disminuir su capacidad de concentración y enfoque. El ajedrez es una forma poderosa de contrarrestar los efectos negativos de la era digital, involucrándolos en una actividad que mejora la concentración mientras les da una actividad divertida para disfrutar fuera de las pantallas.

7. Conecta con los otros. A diferencia de los videojuegos o la televisión, el ajedrez crea una conexión humana a través de un juego competitivo saludable. Enseñar a un niño a jugar al ajedrez no solo construye un cerebro sano, sino que también refuerza las relaciones positivas y construye recuerdos duraderos.

8. Ajedrez en el colegio. A través del ajedrez, los estudiantes mejoran sus habilidades generales de aprendizaje, aprenden importantes habilidades sociales/interactivas y un importante conjunto de habilidades intelectuales. Por eso, en Colegio Ingenio, está incluido en el programa como una actividad curricular más.

🌞 Vols saber l'oratge que farà? Seguix-nos en Instagram!

"Les víctimes de violència masclista augmenten un 24% en el segon trimestre de l'any" "El professorat d'un col·legi religiós mesura el llarg de la faldilla a les alumnes"