Ana Julia Quezada quiso cortar un brazo a Gabriel para que cupiera en el agujero

La fiscal asegura que la acusada actuaba con premeditación y que el menor no tuvo ninguna opción de salir vive de la finca
Ana Julia Quezada durante el primer día de juicio por la muerte de Gabriel | EFE

 

El aterrador y mediático crimen del pequeño Gabriel Cruz vuelve a salir a escena. La acusada por la muerte del menor en Almería, Ana Julia Quezada, empezará a declarar este martes, después de la primera sesión del juicio de este lunes, en la que se ha constituido el jurado y las partes han presentado sus informes, donde se detalla que la mujer le pegó numerosos golpes en el brazo a Gabriel para intentar cortarle la extremidad, puesto que el cuerpo no cabía en el agujero donde  se quería deshacer del niño.

 

Ana Julia quiso romperle el brazo a Gabriel

Gabriel, con solo 8 años, «no tuvo ninguna opción de salir con vida de aquella finca», según relata la fiscal del caso. El abogado defensor, Francisco Torres, en cambio, afirma que «no hay cabida para tanta maldad, ni hacer tanto mal a un niño», por el que considera el detalle «aparentemente irrelevante»

 

La fiscal considera también que Ana Julia actuaba con premeditación, teniendo en cuenta que llevó a cabo el crimen un día «en que el padre estaba ausente».  Además , ha insistido que «aumentó inhumanamente el dolor que estaba causando al niño, para hacerlo sufrir».

 

Ana Julia Quezada con sus abogados antes de la sesión | Europa Press (RAFAEL GONZÁLEZ)

 

«Lo ves balbuceando con vómito y lo estrangulas»

La dureza de los detalles que ha aportado la fiscal es infinita. «Lo apaleas, lo ves balbuceando y lo estrangulas», aseguraba. «Si su pretensión era asfixiarlo, no le pega la paliza que le dio durante una hora», añadió. 

 

Gabriel podría haberse salvado si durante aquella hora Ana Julia hubiera hecho una gritada. Pero, según las sensaciones que la fiscal ha trasladado al jurado popular, la acusada «lo quiso descuartizar», puesto que desnudó al xiquer para enterrarlo. «Como que uno de sus brazos no cabía en el agujero, se dirigió en el interior de la vivienda, agarró una hacha y pegó golpes en el brazo de Gabriel», explicaba.

 

Por su parte, el abogado de Patricia y Ángel, los padres del pequeño, también ha hablado de la «frialdad y crueldad» de la acusada. «Le pega hasta que lo mata y después se posa a fumar, porque lo ha dicho; y después, a cavar el agujero», relató. Finalmente, acababa en su declaración: la «falta de escrúpulos brutal» con la que «dormía cada día con el padre del niño, habiéndolo matado». 

 

Ana Julia Quezada ha arrancado a llorar cuando ha entrado el jurado popular | Europa Press (RAFAEL GONZÁLEZ)
 

 

Lo mató porque «le molestaba»

Sorprendió enormemente el cambio físico de Ana Julia en su llegada a los juzgados, en comparación con la imagen que lucía los once días de busca del pequeño Gabriel. Después de sacarle las manillas y afirmar que respondería a la magistrada «con calma», ha roto a llorar cuando han entrado a la sala las siete mujeres y los dos hombres que valorarán si es culpable.

 

La presunta asesina se mostró en el momento de la desaparición del pequeño totalmente «destrozada y desolada», según recordaba la fiscal. Al mismo tiempo, esta tildaba de «incuestionable» el hecho que fue ella quién mató el niño. 

 

La acusación particular, en este sentido, asegura que Ana Julia mató a Gabriel porque «le molestaba», apuntando también a motivos económicos, puesto que sabía que la yaya paterna del niño «tenía dinero». «Lo incomodaba la relación de Gabriel con su padre», se escuchó en la sala, hecho que, según la acusación, lo habría llevado a sentir total desprecio por la vida del pequeño de solo 8 años

 

La defensa, por su parte, asegura que «no quería matarlo, sino solo acallarlo» y que, si estaba «todo planeado», como afirman las acusaciones, fue «una enorme chapuza».

 

También puedes leer...

 

📸 L'actualitat valenciana en imàtgens! Seguix-nos en Instagram

🌞 Vols saber l'oratge que farà? Seguix-nos en Instagram!