Ana Maria, la madre andaluza que ahogó a su hijo antes de perder la custodia

Fue detenida el el pasado jueves mientras llevaba el cuerpo del pequeño de 7 años al coche
El padre del menor habría denunciado en diferentes ocasiones los maltratos de Ana María a su hijo | Cedida

 

Almería ha vivido un crimen espantoso este jueves, después de que una madre decidiera poner fin en la vida de su hijo de 7 años ahogándolo. Todo apunta que el que habría llevado a la mujer a cometer el asesinato es que su hombre podría conseguir la custodia del menor, después de llevar su  caso a los tribunales. 

 

Ana María Baños i Sergio Fernández López pusieron fin a su relación hace dos años. De ella había nacido fruto de su amor el pequeño Sergio. No fue un proceso fácil, sobre todo, porque ella había denunciado en alguna ocasión a su hombre por maltratos. Ana María, de 38 años, tenía actualmente la custodia del niño y su padre tenía simplemente un régimen de visitas. 

 

El testigo del hermano de Sergio, Juan José Fernández, recogido por 'El Español', confirma que «todas las denuncias por maltrato contra mi hermano fueron archivadas». Seguidamente, empezó una lucha por la custodia entre las dos partes, pero el niño continuaba conviviendo con su madre en el piso familiar de la localidad de Huércal. Ciertos testigos asegurarían que podría sufrir algún trastorno, pero ese hecho no ha sido confirmado. 

 

Ana María no aceptó el divorcio

Juan José relata que la suya excunyada no supo como encajar el divorcio. Apunta que perdió más de 15 kilos y que empezaba a tener comportamientos extraños y obsesivos. Llegó en su punto de tocar más de 100 vueltas a los padres de Sergio, sus exsogres, para decirlos que quería volver con él.  

 

Ana María tomó una decisión drástica para que Sergio no se quedara con su hijo | Cedida

 

Su antigua familia política la denunció por esos hechos y también la llevó ante el Servicio de Protección al Menor, puesto que «en diferentes ocasiones había insultado y maltratado al niño». El pequeño Sergio habría admitido que «le pegaba a la cara, en los brazos, a veces no le daba de comer, no lo llevaba en la escuela, lo castigaba...». El tio del pequeño, tristemente muerto, confirma que otra vuelta ya lo había intentado ahogar: «La mama me ha posado una almohada en la boca y no podía respirar», habría dicho el niño. 

 

Juan José se queja que las denuncias de su familia no han sido atendidas por las autoridades y que no se ha hecho nada, todo y las pruebas presentadas ante la Guardia Civil. El niño habría llegado a decir por teléfono, cuando su madre hablaba con sus yayos: «yaya, digas al papa que venga, que la mama me está pegando». 

 

También puedes leer...

📸 L'actualitat valenciana en imàtgens! Seguix-nos en Instagram

🌞 Vols saber l'oratge que farà? Seguix-nos en Instagram!