Detenidos dos pederastas peligrosos en Gandia y Gijón buscados a nivel internacional

Los dos poseían numerós material pedófilo y abusaban de niñas de su entorno
Se trata de dos pederastas muy peligrosos buscados a nivel internacional | Pixabay

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos peligrosos pederastas que figuraban entre los más buscados a nivel internacional, segundos ha informado la Dirección General de la Policía. Las detenciones se han producido en Gandia, en la comarca de la Safor (València) y Gijón (Asturias).

 

Los arrestos son el resultado de una investigación de prácticamente dos años, que empezó después de situar en España el escenario de unas imàtgens donde se mostraban graves abusos sexuales a una niña de cinco años.

 

Los agentes han podido constatar la presunta participación de los detenidos en otros hechos similares con otras dos niñas de su círculo familiar y, a demés, permitió identificar a su «mentor», otro pederasta «con un gran prestigio y reputación» en la comunidad pedófila.

 

A pesar de la relación de confianza entre ellos, uno de los detenidos accedió ilegalmente al equipo informático del otro, para obtener y distribuir material pedófilo inédito, hecho que contribuye a «adquirir un mayor estatus dado el valor que ese material tiene en el mercado pedófilo».

 

Una investigación que empezó en Australia

La investigación empezó en mayo del 2018, cuando la Policía de Australia publicó, a través de una base de datos mundial dependiente de Interpol, fotografías descubiertas en la red Tor en las que aparecía a una menor que estaba siendo abusada sexualmente.

 

Una vuelta analizadas las fotografías, los investigadores de la Unidad Central de Ciberdelincuencia creyeron que la menor podía estar en España, por el que solicitaron la colaboración de los especialistas de la UFAM Central. Las investigaciones permitieron localizar el escenario de las imàtgens en una localidad alicantina, a demés de identificar al presunto autor de los hechos y a la víctima, una niña de cinco años de edad de su círculo familiar.

 

Después de establecer un dispositivo en los alrededores del investigado, los policías van conseguir detenerlo en Gijón y van registrado su casa, donde  localizaron la cámara utilizada para fotografiar a la menor. A demés, constataron su presunta implicación en abusos sexuales a otras dos niñas, también de su núcleo familiar próximo.

 

En su declaración ante los agentes, el pedófilo reconoció haber hecho las fotografías, aunque «negó rotundamente» haber compartido el material en la red Tor, hecho que constataron los investigadores.

 

Otro pedófilo «muy peligroso» implicado

Después de diferentes gestiones entre sus contactos, los policías localizaron a un hombre, que identificaba como su «mentor», que conoció en uno de los foros de la red oculta. Los policías acreditaron que este individuo comprobó que su interlocutor tenía material de nueva producción.

 

Los agentes comprobaron la peligrosidad del nuevo pedófilo implicado, quien estaba siendo perseguido por diferentes cuerpos policiales europeos y que, incluso, «se jactava de haber abusado sexualmente de unas niñas que estaban a su cargo».

 

Los agentes comprobaron que se trataba de un hombre de 30 años de edad y residente en Gandia que se quedaba a cargo de las hijas de su pareja, de ocho y once años. Ante la situación de grave riesgo real y actual para las menores, se solicitó la diligencia de entrada y registro en casa de sus padres, dado que «pasaba mucho de tiempo con los dos».

 

Numerós material pedófilo

Los agentes encontraron material pedófilo almacenado en una memoria USB con programas de encriptación, que aparentemente se encontraba vacía de contenido. También descubrieron un contenedor oculto y encriptado de gran capacidad, que albergaba más de 80.000 archivos de pornografía infantil, a demés del programa utilizado para hurtar el material de abuso sexual infantil que dio origen en la investigación y el conocido «Manual del pedófilo».

 

Después de un año de investigación, localizaron nuevas imàtgens en las que el detenido abusaba de otra menor de edad. Los policías van conseguir identificar a la niña, una menor de su entorno familiar, y descubrieron la existencia de fotografías otros menores de su entorno que, sin ser explícitamente sexuales, denotaban una inequívoca obsesión hacia las niñas.

 

Era el tutor legal de dos de las víctimas

Los investigadores afirman que el detenido seleccionó a la madre de las dos niñas como pareja —familia monoparental y desestructurada—, puesto que «le aseguraba estar en disposición de las menores durante mucho de tiempo»; y destacan que se convirtió en el tutor de las dos hijas de su pareja, dado que ella ingresó en la prisión por hechos ajenos en la investigación.

 

Finalmente, y después de su ingreso en la prisión, se adoptaron las oportunas medidas de protección respecto a las dos menores que se encontraban debajo su custodia, a demés de la menor víctima de abuso sexual y de las otras dos menores de quienes se descubrieron imàtgens de carácter personal.

📸 L'actualitat valenciana en imàtgens! Seguix-nos en Instagram

🌞 Vols saber l'oratge que farà? Seguix-nos en Instagram!