Una norteamericana deja el trabajo para poder darle el pecho a su pareja de 36 años

Jennifer Mulford asegura que lo lleva haciendo desde que nació su primera hija
Leer en valenciano
Jennifer y su pareja, Brad, de 36 años | 'The Sun'

 

Las historias que nos llegan desde la otra parte del Atlántico no dejan de sorprender, y en este caso todavía más. Y es que Jennifer Mulford, una norteamericana de 36 años, se ha visto obligada a dejar su trabajo por una razón, como mínimo, inusual para la mayor parte de la sociedad. Mulford, que vive en Atlanta, Estados Unidos, ha tomado esta decisión para poder amamantar su pareja, Brad Leeson, también de 36 años, dos o tres vueltas al día. 

 

La historia de la curiosa pareja salió a la luz en 2016, después de conceder una entrevista al diario británico 'The Sun', pero ahora se ha vuelto a viralizar. Jennifer considera que darle el pecho a su pareja es una cosa primordial, y bien es verdad que los dos están realmente felices con su relación de amamantamiento adulto, que es el nombre con el cual se conoce esta práctica. 

Una relación peculiar que todavía los dura

Su historia empezó hace casi dos décadas, cuando Jennifer tuvo su primera hija. Era una madre soltera, y se dio cuenta que aquello que le producía más excitación sexual era la estimulación de sus pechos. Después de una intensa busca a internet, descubrió este tipo de prácticas de amamantar una persona adulta para obtener placer sexual y, finalmente, decidió posarse en contacto con alguna persona para probarlo. 

 

Por desgracia, no le llamó la atención ninguno de los forofos a la leche materna que encontró, pero antes de rendirse pensó en un xicot que tuvo al instituto, a quien le encantaban los pechos grandes. Se trataba de Brad Leeson, que aceptó inmediatamente la propuesta de Jennifer. Y es que la leche materna le iba muy bien de cara a su afición principal, el culturismo, y le aportaba grandes beneficios para la salud. 

 

Ahora, 20 años después, la pareja continúa feliz con su peculiar relación. «Es un vínculo natural entre un hombre y una mujer. No hay nada más relajante que tener una cosa ligada a tú, nada en absoluto», aseguró Jennifer. Además, también confesó que el hecho de amamantar su pareja de 36 años le proporcionaba un mayor placer sexual y con más frecuencia. 

 

Jennifer amamantando su pareja, Brad | The Sun

 

Le da el pecho cada dos o tres horas

La importancia del amamantamiento en sus vidas fue tan grande, que finalmente Jennifer se vio obligada a dejar su trabajo. El año 2016 aseguró que le daba el pecho a Brad cada dos o tres horas, indiferentemente del lugar donde estaban, y esto era incompatible con su jornada laboral. 

 

También hay que decir que, porque los pechos de Jennifer continúen produciendo leche, la mujer se ha sometido a varios tratamientos hormonales. Su pareja considera que la leche de los pechos de su mujer es «más un vínculo personal, mes un compromiso, una cosa íntima... Dos personas siente una». Con todo, ha reconocido que le encanta dormir enganchado al pecho de su pareja: «Procuramos dormir así...Es más bonito». 

📸 L'actualitat valenciana en imàtgens! Seguix-nos en Instagram

🌞 Vols saber l'oratge que farà? Seguix-nos en Instagram!