36 años de prisión para captar chicas en Nigeria y obligarlas a prostituirse en Castelló

Los prometían que podrían tener un futuro mejor: estudiar mientras trabajaban de camareras
Una vuelta en España, los quitaban los pasaportes y los teléfonos | Cedida

 

El Tribunal Supremo ha condenado a 36 años de prisión a dos proxenetas que obligaban a mujeres a prostituirse en Castelló después de haberlas captado en Nigeria. Aun así, todo apunta a qué son bandas que se mueven por toda España para no ser localizadas, por el que podrían haber actuado en más lugares. 

Estas dos personas han sido acusadas de tráfico de personas, prostitución coactiva e inmigración ilegal, a pesar de que se trata de delitos que difícilmente se pueden probar, dada la situación de las víctimas, puesto que se encuentran amenazadas con que, frente a cualquier declaración, matarán a sus familias, según ha avanzado 'Mediterráneo'.

Según la sentencia, los dos procesados habían prometido a dos chicas y a una menor que en España podrían tener un futuro mejor: estudiar mientras trabajaban de camareras. De esta manera, las víctimas cayeron en manos de la red, sin tener conocimiento en un principio, y fueron trasladadas a Madrid, donde los retiraron sus teléfonos móviles, pasaportes y agendas de contactos.

La esclavitud del siglo XXI

Las víctimas se encontraban totalmente sometidas. No podían salir a la calle y las agredían en el momento en que se desviaban de la conducta que se los imponía. Además, la red los reclamaba miles de euros por el viaje y la manutención, por el que estaban obligadas a dar a los proxenetas todo el que ganaban por sus servicios en Castelló y Córdoba.

Una de las víctimas sí que tenía conocimiento de que la red llevaba a las mujeres en España para prostituirse, pero pensándose que podría trabajar con libertad y mantener contacto con sus familiares, por el que accedió. Pero se encontró con esta situación esclavitzadora: trabajando de lunes a domingo, de cinco de la tarde a cuatro de la madrugada y con la obligación de entregar toda su recaudación.

Además, las víctimas estaban amenazadas de vudú. Situaciones en las que los cortaban las uñas, el monyo y el pelo público con el objetivo de someterlas psicológicamente.

También puedes leer...

📸 L'actualitat valenciana en imàtgens! Seguix-nos en Instagram

🌞 Vols saber l'oratge que farà? Seguix-nos en Instagram!

"Cremen tres cotxes en Ontinyent" "La consellera Rosa Pérez es fa una fractura i un esquinç en tornar de la processó cívica"