El Supremo sentencia 'La Mandada': actuaron sabiendo que la víctima no lo consentía

Dice que los autores condujeron a la joven a un rincón «solitario, recóndito, angost y sin salida», paralizando su voluntad de resistencia
Leer en valenciano
La Mandada ya tiene una sentencia pública | València Diario

 

Se hace pública la sentencia del Tribunal Supremo a 'La Mandada'.  El escrito concluye que los autores de la violación actuaron sabiendo que la víctima no consentía y con un «fuerte componente intimidatorio», cosa que justifica la condena por agresión sexual y no por abuso.

 

Ella, en ningún momento consintió

«Los acusados buscaron expresamente la situación, sin que la víctima tuviera coneiximent», apunta el escrito, que remarca que ella en ningún momento consintió. También subraya que la intimidación se desprende «sin género de dudas, del terrible relato de hechos probados». La voluntad de la víctima «quedó totalmente anulada», dice el Supremo, que señala que los acusados condujeron la joven a un rincón «solitario, recóndito, angost y sin salida» y que, además, también el hecho que fueran cinco, su edad y actitud, paralizaron « su voluntad de resistencia».

 

«Los acusados obraron con lleno coneiximent que las acciones que estaban llevando a cabo atentaban contra la libertad e indemnidad sexual de la víctima sin que, en ningún momento, ella prestara su consentimiento», concluye el Supremo.

 

Agredida 10 vueltas en 1 minuto y medio

La víctima fue agredida en 10 ocasiones en un periodo de 1 minuto y 38 segundos, sin consentirlo «creándose una intimidación que se desprende, sin género de dudas, del terrible relato de hechos probados, del que deriva una obvia coerción de la voluntad de la víctima, que quedó totalmente anulada para poder actuar en defensa de su libertad sexual», insiste.

 

El Supremo habla de un «fuerte componente intimidatorio», que hizo que la chica adoptara una actitud de «sometimiento, que no de consentimiento». Los acusados, defiende el tribunal, «necesariamente tenían que conocer, no solo el peligro concreto de su acción, sino que aquellos actos sexuales vejatorios no eran expresamente consentidos por la joven».

 

El Supremo habla de un «fuerte componente intimidatorio», que hizo que la chica adoptara una actitud de «sometimiento, que no de consentimiento» | Telecinco

 

Constata la credibilidad de la víctima

La sentencia remarca que los condenados «aprovecharon la situación de la denunciante, metedura en el citado cubicle al que la habían conducido para realizar con ella varios actos de naturaleza sexual, con ánimo libidinoso y actuando de mutuo acuerdo». De hecho, argumenta que la presencia de varios individuos ya comporta intimidación, con la agravante —en este caso— de un trato degradante y vejatorio.

 

De esta forma, el tribunal estima los recursos presentados por la fiscalía y condena a los acusados por agresión sexual y no por abuso, como habían hecho las instancias anteriores. También rechaza la pretensión de la defensa y constata la credibilidad del relato de la víctima, con el apoyo de los videos. Por otro lado, el tribunal rechaza que la presión mediática, en este caso, haya afectado las resoluciones judiciales.

 

También puedes leer...

📸 L'actualitat valenciana en imàtgens! Seguix-nos en Instagram

🌞 Vols saber l'oratge que farà? Seguix-nos en Instagram!

Comentaris