Le echan la culpa a un familiar muerto de una estafa en Almassora

Entre los acusados hay un tío y una sobrina que afirman no saber nada
Imagen de archivo de la Audiencia Provincial de Castelló | Google Maps

Tres personas han sido acusadas de una presunta estafa inmobiliaria en el municipio de Almassora, en la comarca de la Plana Alta (Castelló). Ayer lunes 27 de enero, dos de ellas declararon  ante la Audiencia Provincial de Castelló. 

Entre los acusados hay un tío y su sobrina, que eran el administrador y la apoderada de una promotora, que negaron la existencia de una posible estafa en la venta de un local que iba a ser un restaurante, según informa 'Meditérraneo'.

La mujer dijo que ella solo firmaba el que le decían y que era su padre, ya muerto, «quien llevaba la empresa». Y, por su parte, el procesado explicó a la Audiencia que él era «obrero de toda la vida» y que nunca iba a la empresa, y añadió que «confiaba totalmente en su hermano.»

Las víctimas son dos hermanos

Las víctimas de la estafa son dos hermanos que habían pagado para comprar un local y montar un restaurante. Los acusados cobraron el dinero sabiendo que no iban a destinarlos a cancelar la hipoteca. La Fiscalía los acusa de qué conscientes de la nefasta situación económica, quisieron deshacerse de él y lo vendieron a unos terceros.

A demés, el Ministerio Público afirma que siguió recibiendo el dinero de los afectados, quienes pagaron 60.000 euros por la compra del local y, después, estuvieron pagando durante años 2.000 euros mensuales, hasta llegar a una cantidad de 130.000 euros en total.

«Ahora no tengo ni dinero ni local», afirmó una de las víctimas. «Me hicieron un lío y no me avisaron de los cambios de titularidad de la empresa», sentenció uno de los afectados por la estafa.

También puedes leer...

📸 L'actualitat valenciana en imàtgens! Seguix-nos en Instagram

🌞 Vols saber l'oratge que farà? Seguix-nos en Instagram!