Tráfico de personas en Castelló: «Me amenazaron al echarme de casa si no me prostituía»

La acusada, de origen marroquí, negó todos los hechos ante la Audiencia Provincial de Castelló
Una mujer se enfrenta a un presunto delito de tráfico de personas | València Diario

Una mujer se enfrenta a seis años de prisión para engañar e intentar obligar a una chica a prostituirse en Castelló. Por estos hechos, la acusada se enfrenta a un presunto delito de tráfico de personas, puesto que captó a una chica, aprovechándose de su mala situación económica.

  

La víctima fue engañada por la acusada, de origen marroquí,  quién le dijo que podía venir a Castelló a trabajar en el sector de la hostelería. Cuando la víctima llegó, esta le dijo que trabajaría como prostituta. «Me dijeron que llevarían hómens a casa y que yo tenía que gitar-me con ellos. Me amenazaron al echarme de la vivienda en la calle si no me prostituía». Este es el testigo que el lunes 13 de enero hizo la víctima ante la Audiencia Provincial de Castelló, según informa 'Mediterráneo'. 

La acusada lo negó todo y explicó a los magistrados que acogió en su casa a la presunta víctima, puesto que no tenía como sobrevivir después de un trabajo que no llegó en la localidad onubense. A demés, la procesada contó que la ahora denunciando le propuso que las dos fueron a Granada a trabajar, pero que tuvieron algunos conflictos y por eso dejaron de vivir juntas. 

La Fiscalía pide 6 años de prisión

Ante este relato, la fiscal le preguntó a la acusada que por qué su número de teléfono estaba vinculado en internet a servicios sexuales, cuestión que no supo responder. La Fiscalía pide para la acusada una pena de prisión de seis años, el pago de 1.000 euros y una indemnización por daños morales y lesiones a la víctima de 12.300 euros.

La versión de la víctima contrasta con la de la procesada, quién contó que cuando llegó a España ya contaba con permiso de trabajo para recoger fresas en Huelva y que, una vuelta allí, una conocida suya la posó en contacto con la acusada. «Ella me telefoneaba e insistía en que fuera a vivir a Castelló», explica la víctima. 

Cuando llegó a Castelló la investigada le dijo que si no sabía el idioma, no podía trabajar como camarera y que la prostitución era un trabajo fácil. «Yo le dije que no y ella me agredió. Me estiró del monyo y un hombre empezó a vigilarme y a amenazarme», cuenta la mujer, que acabó denunciándolo a la policía. 

También puedes leer...

📸 L'actualitat valenciana en imàtgens! Seguix-nos en Instagram

🌞 Vols saber l'oratge que farà? Seguix-nos en Instagram!

"Pillen a un lladre furtant en un camió en València" "Ara mateixa: Un accident múltiple provoca retencions per a entrar a Alacant"