Acaba en urgencias después de intentar mesurar el interior de su pene con un cable USB

Los intentos del joven para sacarse el cable mientras perdía sangre en la orina agraviaron todavía más la situación


Un adolescente de 15 años ha tenido que ser intervenido de urgencia después de que se introdujera un cable USB por el pene en un intento de mesurar su longitud. Así lo ha publicado la revista médica ‘Urology Caso repuertos’. Un experimento casero que no salió según el esperado.

El cable se quedó en el escroto del joven y, a pesar de los intentos que hizo para extraerlo él mismo, el cable USB se enredó de tal manera que quedaron colgando ambos extremos.


Su familia se alarmó cuando empezó a orinar sangre. Le llevaron inmediatamente en el hospital donde los sanitarios también trataron de extraer el cable, pero los esfuerzos fueron inútiles.


Fue entonces cuando decidieron trasladarlo en la University College  Hospital de Londres. Según refleja el informe médico, el adolescente pidió hablar con los médicos sin que su madre fuera presente, puesto que estaba muy avergonzado por el que había hecho.

“Se encontró que los dos puertos distales del cable USB sobresalían del meato uretral externo, mientras que la parte mediana del cable anudado permanecía dentro de la uretra. El paciente era un adolescente sano y por otro lado en forma, sin antecedentes de trastornos de salud mental”, explica el informe médico.

Al parecer, cuando el joven llegó con su madre en el hospital no pudieron explicar con claridad el que había ocurrido. Cuando la madre dejó la habitación confesó a los médicos que su hijo se había insertado el cable en la uretra “para mesurar la longitud de su pene”, utilizando un cable en lugar de una regla externa por curiosidad sexual.

Las radiografías revelaron que, tal como esperaban los sanitarios, el cable estaba completamente enredado. Por este motivo, fue necesario intervenirle de urgencia.

Cómo explican en el caso, el equipo intentó extraer el cable a través de una cistoscopia rígida, es decir, empujando una varilla de metal por el pene en un intento de extraer el cable, y una uretrotomia óptica, ensanchando quirúrgicamente la uretra.

Los cirujanos le hicieron una incisión entre el ano y sus genitales para extraerlo.


Por suerte, todo va quedar en un susto y el joven se recupera sin complicaciones. Fue dado de alta el día siguiente, aunque necesitará revisiones periódicas de cara al futuro.


El andròleg londinense Amr Raheem ha hablado con el Daily Mail para alertar del peligroso que es insertar objetos como un cable USB en el pene. Tal como explica, cuando se introduce algo en el cuerpo que no es estéril pueden surgir multitud de complicaciones, como infecciones de carácter grave. Las infecciones pueden derivar en una necrosis tisular e incluso en sepsis en personas con baja inmunidad, como por ejemplo los diabéticos.


Pero, qué es lo qe puede llevar a alguien a hacer este tipo de casos?

 

Los expertos señalan que en la mayoría de casos se debe a la curiosidad sexual, aunque también es una cosa propia de personas que sufren trastornos mentales. En este caso, el joven era un adolescente sano sin ningún tipo de trastorno de salud mental, así que todo apunta al hecho que simplemente quería explorar su sexualidad.

🌞 Vols saber l'oratge que farà? Seguix-nos en Instagram!

"Estafa per Bizum: Així funciona l'estafa amb el qual et poden robar" "Un 'streamer', greu després de realitzar un directe de 24 hores en Twitch"