La policía americana dispara a un hombre negro que estaba al suelo con los brazos levantados

Un nuevo incidente racial que aumenta las críticas sobre las actitudes racistas de los agentes

 

La policía de los Estados Unidos vuelve a generar polémica después de disparar, el pasado lunes, un hombre negro sin ningún motivo aparente en Miami, en el estado de Florida. Charles Kinsey era un terapeuta que cuidaba a un joven con autismo. Tal como muestran las imágenes grabadas por un testigo que se encontraba en la zona, el hombre estaba tumbado en el suelo con los brazos arriba y fue entonces cuando recibió el disparo. Según el jefe de policía de Miami, Gary V. Eugene, los agentes fueron al lugar de los hechos porque habían recibido un aviso de que en aquella zona había un hombre armado con una pistola con la intención de suicidarse y que confundieron el arma con un camión de juguete.

 

El abogado de la víctima, según apunta La Vanguardia, ha explicado que Kinsey preguntó a los policías porque lo habían disparado y le respondieron que no lo sabían. Ahora, el hombre se recupera en un hospital de la ciudad y su vida no corre peligro. Con este nuevo episodio, la opinión pública negativa sobre las actuaciones racistas por parte de la policía americana crece todavía más.

🌞 Vols saber l'oratge que farà? Seguix-nos en Instagram!

📸 L'actualitat valenciana en imàtgens! Seguix-nos en Instagram